Llegó el momento para felicitar las Navidad y desear a los que más queremos unas felices fiestas o simplemente recordarles lo mucho que nos acordamos de ellos y queremos…

Lo mejor es hacer con mucho cariño unas tarjetas bonitas y si éstas además pueden servir para decorar algún rincón de casa, pues mucho mejor. Así que hoy os propongo dos tipos de tarjetas que sirven tanto para felicitar como para decorar, ya que se pueden colgar en el árbol de Navidad o en las puertas.

Los mejores formatos son en etiqueta XL o en tipo “banderín”.

El banderín se puede hacer con papel o con tela, yo prefiero trabajar con tela, es diferente y el contraste con el papel queda muy bonito. Utilizando un palito de madera, donde enrollo la tela y que luego me servirá para colocar una cuerda y poderla colgar. La decoración, sencilla, con unas estrellas superpuestas de diferentes colores…por detrás les coloco un papel y escribo mi felicitación. Cintas, puntillas, cascabeles, todo lo que añadas le dará color y textura…

El tag está hecho con cartón y forrado con papel, la clave, el elemento central debe tener mucho protagonismo, en este, es un tarrito mini de cristal lleno de bolitas doradas y un arbolito troquelado en cartulina dorada, nos  capta enseguida la atención. Importante el lazo, un bonito lazo con una tela blandita le dará el toque final.

Espero que os sirva de inspiración a la hora de hacer vuestras felicitaciones o regalos estas fiestas. Recordar que las cosas hechas con cariño siempre gustan y son de los mejores regalos que puede recibir alguien.